Buscar

Saúl Cabrera aconseja a los músicos cómo generar impacto digital como artistas independientes

El director para España y América Latina de EmuBands participa el día 4 de mayo en la jornada inaugural del ‘LPA Music Studio’ que se celebra en el edificio Miller

Saúl Cabrera, director para España y América Latina de la plataforma británica EmuBands surgida hace 17 años, participa el día 4 de mayo en la sesión inaugural de la iniciativa ‘LPA Music Studio’, que organiza el ayuntamiento capitalino en el edificio Miller. Las citadas jornadas en las que los músicos canarios conocerán pautas y conceptos básicos con los que podrán encauzar y consolidar sus respectivos proyectos artísticos y trayectorias profesionales en el marco del complejo mundo de la industria musical ofrece, a las 19:00 horas, una charla en la que Cabrera explicará cómo pueden los músicos generar impacto digital como artistas independientes.


En el transcurso de su intervención Saúl Cabrera, además de explicar cómo opera EmuBands, abordará otros temas como el sistema de pago de las plataformas digitales o cómo sacar el mayor partido y rendimiento a los perfiles de los artistas en las diferentes plataformas existentes en la red.

Cabrera ha dedicado gran parte de su vida profesional a la coordinación de proyectos de I+D+i e internacionalización para entidades públicas nacionales (MICCIN, CDTI, ICEX) y europeas, así como para entidades privadas. Experto en gestión empresarial y planificación estratégica, lleva más de un lustro en la industria musical coordinando el desarrollo de mercado de EmuBands para los países de lengua castellana. Especializado en el ámbito legal y fiscal de la distribución digital, combina sus funciones de dirección con el asesoramiento a sellos discográficos y artistas en estas materias.

“Trabajo en una de las parcelas menos vistosas de la música, en su parte de atrás, que tiene que ver con la formación, los datos, su análisis e impacto económico”, explica Cabrera, quien estima que, “aunque las generalizaciones son siempre perversas e injustas, el artista suele pecar de una monovisión motivada por los procesos de creación que le impide replantearse en ocasiones y, en una segunda fase, la dimensión de los mecanismos de comunicación que deben activarse para que su obra sea lanzada y difundida al exterior, que será lo que le permita vivir de ella”.


“Tu creación artística, sin desnaturalizarla de su dimensión cultural, se convierte entonces en un servicio o producto, que debe implementarse con los preceptos con los que opera el mercado. Es la realidad y los creadores deben distanciarse de los egos perjudiciales que les impiden ver dónde están, cómo están, para qué están y cómo te están viendo los demás”, agrega categórico Cabrera.


“La transformación musical producida en los últimos veinte años coincide con la debacle de la industria fonográfica y del soporte físico. Internet y la posibilidad del intercambio de archivos a través de la piratería musical asesta el golpe definitivo. Supuso un ‘break’ sin precedentes. Paradójicamente, la misma tecnología fue la que empezó a ofrecer soluciones ya a principios del año 2000 con iTunes y en 2008 con el consumo vía streaming a través de Spotify. La tecnología aceleró exponencialmente los cambios incluyendo todo un mundo de posibilidades para visualizar y viralizar la música de los artistas de manera global desde cualquier zona del planeta. El público consumía y escuchaba música de una manera diferente. Hoy, la consolidación como paradigma de este sistema está fuera de toda duda. El consumo musical se ha reinventado. En 2019, la Sociedad Internacional Fonográfica, avanzó que el 56 por ciento de los beneficios de la industria fonográfica proceden del streaming, siendo la mayoría de cuentas denominadas premium”, agrega Saúl Cabrera.

“España fue uno de los países más perjudicados por la piratería durante trece años de caídas consecutivas. Promusicae el pasado año avanzó que el 75’2 por ciento de los beneficios fonográficos provienen del soporte digital, mientras que el 69’9 por ciento procede del consumo en streaming”, avanza.


El servicio de distribución digital de música de EmuBands se trata de una herramienta potente y sencilla para publicar música en las plataformas digitales líderes del mundo, como iTunes y Spotify. EmuBands nació en 2005 con el objetivo de ofrecer a artistas y sellos discográficos un servicio eficiente, asequible y fácil de usar para la distribución digital de su música. Con sede en la ciudad escocesa de Glasgow, ciudad de la Música por la UNESCO, el equipo de esta empresa está integrado por distintas personas que cuentan con antecedentes dentro de la industria de la música. La conexión entre todos ellos es su pasión por la música. Desde 2005 vienen trabajando con miles de artistas y sellos (desde grupo garajeros a top 1 en las listas) ofreciendo confianza y una distribución digital de su música.

La plataforma permite alojar a los artistas su música en las mayores plataformas digitales del mundo como iTunes, Spotify, Apple, Instagram o Amazon Music, a través de un único pago por lanzamiento.